Saltar al contenido.
Anuncios

Henrique Capriles fue quien llamó a Manuel Rosales


“ La política es el arte de impedir que la gente se meta en lo que sí le importa”. Marco Aurelio Almazán

El candidato a la Gobernación del Estado Zulia por el partido Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales, perdió a pulso un careo ante el periodista Fernando Del Rincón. Pero no por estar saltando la talanquera – expresión venezolana que identifica a los opositores que se cambian al bando chavista–, sino todo lo contrario al tratar de no apuntar a uno de los lideres fuertes de la oposición.

Henrique Capriles y a su lado Julio Borges fueron quienes echaron por la borda el arreglo político que nos hubiese dado el camino para salir de la pesadilla del Siglo XXI. Capriles llamó a Rosales y destruyó 2 meses de negociaciones, y Borges a la diestra de él secundó cada una de sus palabras.

Sin embargo detractores de oficio que, con chácharas incendiarias desde la comodidad de su hogar , se han encargado de desvirtuar el bien intencionado proceder de Rosales. Hacen un flaco favor a la lucha por derrotar a los hampones de Miraflores. No sabemos con que intención aunque nos lo imaginamos.

Fue un error garrafal dejar la Gobernación del Zulia y menospreciar a miles de votantes que vieron en Guanipa una salida a la crisis zuliana. Y gallardamente, Rosales, se ofreció con la meta de enmendar la plana. No se puede regalar espacios a los rojos. En lugar de estar los opositores entre dimes y diretes en un juego infantil de egos, se debería reafirmar a Manuel. Si el exgobernador del Zulia consigue ganar sería el único con la moral de guiar los destinos de una oposición a la deriva.

Con conocimiento de causa afirmo que Manuel Rosales no quiere ser presidente de Venezuela. Rosales quiere reconciliar a los lideres de la unidad, porque todos estamos claros en que a Maduro se le puede derrotar. Los chavistas llegaron a su techo electoral, es decir, sus 5 millones y pico de votos son los mismos desde hace años. A la oposición le jugó en contra la abstención. Debe reestructurarse la fracturada MUD –Mesa de La Unidad– y conformar una coalición en la cual se le de cabida a todos los sectores. Luego escoger el candidato que debe enfrentar a Nicolás, quien debería ser alguien intachable sin rabo de paja, inclusive mucho mejor si está fuera de los partidos políticos tradicionales.

A muchos nos ha rondado por la cabeza el nombre de Lorenzo Mendoza. Porque es lo que necesita Venezuela en estos momentos aciagos. Mendoza es un gran gerente y lograría llevar al país a su recuperación económica. Ese es un tema que tendría que debatirse y hacer una consulta popular. Todos estamos juntos en esto. Gracias por no enviar mensajes de texto mientras conduces tu automóvil.

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: