Saltar al contenido.
Anuncios

La MUD, loba de la MUD


Por Germán Carías hijo

El filósofo inglés, Thomas Hobbes, en su publicación titulada “El Estado” lanza la lapidaria frase que encierra la esencia del ser humano; “el hombre, lobo del hombre”. Así Hobbes nos dice que la humanidad está en una constante pugna de honores y dignidad, a ello se debe que surge entre éstos la envidia y el odio. Algo que sin dudas atañe a la MUD, que embebida en su sed de poder, disfrazada en piel de cordero manipula al pueblo venezolano con cánticos de sirena patrióticos. Para lograr mantenerse en las altas esferas políticas con traiciones, corrupción y bajos instintos.

Otro día más en el cual millones de venezolanos salen disparados a obedecer el mandato de la MUD. El 15 de octubre se realizaron las elecciones regionales 2017 en Venezuela. A pesar que meses atrás los mudistas habían lanzado la consiga de “Guerra a Muerte” hasta que saliera del poder el dictadorzuelo tropical “Gorila Bobo” Nicolás Maduro. Se tomaron las calles y murieron jóvenes inocentes a manos de los efectivos policiales bolivarianos.Pero nada de eso sirvió a la hora de repartir la cuota de poder entre los “Cuatro Fantásticos” Capriles, Allup, Borges y Aveledo.

El CNE anunció la victoria aplastante del chavismo al ganar 17 de 23 gobernaciones. Había despistados que pensaban que iba a ser diferente y Tibisay Lucena comunicaría la derrota de Maduro y sus secuaces. Son el tipo de personas que todavía cree en el “Niño Jesús” y si les dicen que los elefantes vuelan voltean a mirar al cielo. La MUD convenció a la gente que amanecerían el lunes 16 de octubre con un nuevo mapa político, inclusive después de cantar fraude los señores de Smartmatic y ser de nuevo la compañía encargada de llevar a cabo las elecciones. Solo en Venezuela el país de las fantasías.

¿Quién tiene la varita mágica?

La pelea interna es a machete entre los “Cuatro Fantásticos”, porque cada uno quiere ser presidente de Venezuela, presidente de la Asamblea Nacional, Jefe de la MUD y novio de la madrina. Los glotones quieren todo y les importa muy poco el futuro del país. Los tontos útiles aplaudían a rabiar los arrebatos folclóricos de Henry Ramos Allup en la Asamblea, también vitoreaban con fuerza el arrojo torero de Capriles dejando el pellejo por todos lados, no escatimaban en ovaciones las intrépidas intervenciones de Borges. Y daban alaridos de euforia con las diatribas filosóficas del viejito Aveledo.

Pero ninguno de estos señores tiene la verdad absoluta en sus manos, tampoco nadie los ha erigido como los próceres de la patria. Son políticos que le han hecho el gran favor al chavismo de mostrarse al mundo como un Gobierno democrático. Estos individuos han dado el gran espaldarazo al presidente más incapaz que ha tenido Venezuela. Peor aun le han dado oxigeno a un Socialismo del Siglo XXI que estuvo contra las cuerdas y a punto de caer a la lona.

Venezuela deambula hacia derroteros oscuros guiados por estos titiriteros de la oposición. Es claro y notorio el arreglo bipartidista entre la MUD y el PSUV. Se reparten el “cambur” con el compromiso insoslayable de acabar con las riquezas del país. Solamente ellos tienen el derecho de vivir bien aunque no son los que tienen la batuta en la mano. Todo se maquina desde La Habana en donde mora la verdadera hada madrina.

¿Cómo resolvemos esto?

Debe conformarse una nueva fuerza política que elimine los vicios de la obsoleta MUD. Es hora de que los “Cuatro Fantásticos” recojan sus “macundales” y le den paso a nuevos líderes. Basta ya de seguir arando en el mar, no han sido efectivos a la hora de lograr el objetivo de sacar a Maduro del poder. No podemos seguir justificándolos porque son opositores -aunque a veces lo dudamos-. Es el momento idóneo de conformar un movimiento que integre a todo el mundo.

Debemos incluir a todos los sectores y traernos a los chavistas desilusionados. Es decir, como dijo el estratega político JJ Rendón hay que adoptar a un chavista. Y tiene mucho sentido esa propuesta. No tenemos que andar insultando a alguien que piensa diferente a nosotros, sino debemos convencerlo que Venezuela está peor en manos de los bandoleros del siglo XXI. Es ahora o nunca.

Henrique Capriles Gobernador de Miranda(Derecha) aprieta la mano de Nicolás Maduro Presidente de Venezuela (izquierda). Miran perplejos de izquierda a derecha Ramón Aveledo, Henry Ramos Allup y Omar Barboza.

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: