Saltar al contenido.

A escasos días de la ciudadania estadounidense


Por Germán Carías hijo

Al evocar tiempo y espacios, me parece que fue ayer mi llegada a Estados Unidos.

Era un 14 de febrero de 2005 al aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Miami. Luego de sortear los enredados tramites aduanales me encontraba en la sala de espera ataviado con mi franela de la Vinotinto. En mi cabeza tenía la idea fija de realizar un “asilo político” para comenzar una nueva vida. Y entre la alegre nostalgia de la inmigración inició mi actual estatus.

— Oyeme consorte la cosa se está poniendo fea en tu país Venezuela. Imagino eres de allá por la bandera de tu T-shirt. Habló con camaradería un negrón con voz ronca.

Y seguí hilvanando remembranzas en la tarde melancólica.

En Caracas había dejado mi droguería hospitalaria la cual tuve que cerrar por la revancha de Rafael y Fidel Ramírez. Mi primera esposa es familiar del ahora embajador de la ONU. Los conocí en mi época universitaria en la ciudad de Mérida y me casé a los 19 años de edad al salir embarazada la prima hermana.

Mi primer matrimonio de tres duró 6 años y tuvimos 3 hijos, 2 varones y una hembra. Me vi en la obligación de irme de la casa al volverse la relación un constante batallar por espacios de poder. Hoy en día mis hijos ni me hablan olvidándose de todos los sacrificios que hice por ellos. Pero como dijo el gran Gabriel García Márquez, “ quien ha visto carrozas detrás de los perros”.

Mi ex esposa nunca perdonó que fuera yo quien tomara la decisión de acabar con la vida conyugal. Así al llegar al Gobierno los bandoleros del siglo XXI se dieron a la tarea de cobrarme la supuesta ofensa. Al punto de involucrar a mis hijos de la afrenta en mi contra. Ahora que son mayores tienen arraigado en el corazón un sentimiento de molestia, pero ningún hijo debe juzgar a su padre, incluso hay quienes nunca lo vieron desde su nacimiento y lo buscan para conocerlo. También quienes tienen al padre preso y lo visitan en la cárcel. Algún día reflexionarán.

— Quita catao y pon quinqué…… A comenzar de nuevo asere.

Mis segundas nupcias fueron en Maracaibo al llegar a la edad que murió Cristo. Tuvimos un hijo varón con una personalidad magnética y gran carisma. Pero también después de 7 años llegó a su fin.

Tuve una hija fuera de matrimonio en un gran romance que terminó por un padre adinerado con delirios de grandeza. Todo quedaba atrás y me acompañaba mi titulo universitario para comenzar en suelo norteamericano. Había viajado muchas veces a Estados Unidos de paseo pero ahora iba a ser definitivo.

— Te deseo mucha suerte en Miami, Germán, los cubanos sabemos por lo que los venezolanos están pasando. Nosotros ya lo vivimos. Se despidió con un fuerte apretón de manos Francisco.

La tarde avizoraba buenos augurios con un sol radiante en el Sur de la Florida.

Hoy luego de 5 años como residente permanente, diez años de feliz matrimonio y una hija ejemplar nacida en Estados Unidos de 8 años de edad. En abril comienzo mi camino a la ciudadania estadounidense.

En mis logros profesionales se cuentan 2 programas de televisión, director del primer periódico deportivo de Miami el cual fue exitoso a pesar de trabajar con una comunicadora de radio y una de televisión sin idea de la labor en impresos, además de escribir para 5 diferentes medios. Actualmente soy columnista del semanario El Venezolano de Miami.

Me siento feliz con mi nueva vida y mi nueva casa. Dios bendiga a los Estados Unidos y a Venezuela también.

Germán Carías hijo en el Metro Zoo de Miami en el año 2006.

Germán Carías hijo en el Metro Zoo de Miami en el año 2006.

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: