Saltar al contenido.

El irresoluto Diosdado Cabello arremete contra Lilian Tintori

Diosdado Cabello sonríe mientras  blande un bate de béisbol.

En el bodrio televisivo “Con el Mazo Dando”, Diosdado Cabello, trata de desmentir las versiones de Lilian Tintori, quien asegura fue vejada en la cárcel de Ramo Verde.

Por Germán Carías hijo

En su habitual programa de televisión “Con el Mazo Dando”, Diosdado Cabello nos presentó videos de supuestos encuentros entre Leopoldo López con familiares y Lilian Tintori esposa del reo más prominente de Latinoamérica. Pero en los audiovisuales los allegados a López recibían un trato de hotel 5 estrellas, lo cual desmiente las versiones de Lilian y la madre del ex alcalde, quienes aseguran haber sido desnudadas y denigradas por los esbirros de la mazmorra.

La intrépida esposa de López hizo un relato descarnado sobre el abuso al cual fue sometida por los guardias del reclusorio, también Antonieta Mendoza mamá del detenido narró entre lágrimas los atropellos de los edecanes. La respuesta del segundo de Nicolás Maduro busca poner a los guardias de la paupérrima cárcel de Ramo Verde como los héroes, mientras a Lilian y Antonieta las rebaja a mitómanas consuetudinarias.


Los venezolanos sin distinción de ideologías políticas que todavía creemos en la decencia, nos sentimos indignados por el atropello brutal a dos damas, quienes simplemente tratan de sobrellevar el aciago momento de tener a un ser querido preso, con la gallardía y entereza que siempre ha caracterizado a la fémina nacida en Venezuela.

“Me hicieron quitar los pantalones, la franela, el sostén, las pantaletas. Les dije que tenía la menstruación y me dijeron que me quitara las pantaletas y me quitara el modes (toalla higiénica)”, declaró Tintori a periodistas desde el Ministerio Público en Caracas el martes.

“Vamos a mostrar cómo dan la orden de emprender esta campaña internacional contra el coronel Viloria, que no es a él solamente, sino a la patria”, dijo Cabello al presentar el material audiovisual.

Es la costumbre del apandillado taparse las marramucias y el agavillamiento, para intimidar a quienes consideran sus adversarios. Sus fechorías jamás las cometen en solitario, menos aún enfrentarse cuerpo a cuerpo a un oponente sólo porque son pusilánimes de nacimiento. Diosdado Cabello y Nicolás Maduro llegarán a viejo pero a hombre nunca.

 

 

Diosdado Cabello sonríe mientras blande un bate de béisbol.

Diosdado Cabello sonríe mientras blande un bate de béisbol.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: