Saltar al contenido.

Maduro expulsa colombianos en venganza

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello visiblemente emocionados, se funde en un abrazo ante la mirada de sus seguidores.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, defiende a capa y espada a Diosdado Cabello. Luego que el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, aprobara la extradición a Estados Unidos de Gersaín Viáfara Mina, alias Eliseo, y del empresario Óscar Hernando Giraldo Gómez, quien sería descrito en el diario El Tiempo de Colombia como “ el testigo estrella que destapará el cartel de los soles”.

Por Germán Carías hijo
En un trabajo periodístico formidable el colega, Antonio María Delgado, desentraña el caso de éxodo brutal en la frontera colombo-venezolana. Sin cortapisas el comunicador del Nuevo Herald devela la verdad del hecho abominable contra gentes humildes. Se trata de ocultar a como de lugar la filiación de altos funcionaros del Gobierno venezolano con el más grande cartel de drogas.

El segundo a bordo del Gobierno de Maduro y para muchos el primero, Diosdado Cabello, es investigado en las cortes federales estadounidenses, lo cual desató la ira del presidente de la Asamblea venezolana. Pero al acercarse los norteamericanos a la verdad y conseguir la alianza de Santos, el asambleísta, Cabello, se ve con la soga al cuello y recurre a estratagemas de confusión para desviar la atención.

Hoy los venezolanos sentimos pena ajena con el noble pueblo de Colombia, estamos avergonzados del trato inhumano y el ensañamiento contra gente trabajadora, quienes simplemente buscaban una mejor vida en nuestro país. Es inverosímil pensar en paramilitares y contrabandistas al ver familias con ambas nacionalidades cruzar la frontera con enseres al hombro.

Los militares de Venezuela cometieron excesos al desalojar a colombianos ilegales radicados en el estado Táchira, también recordándonos los actos dantescos cometidos por los nazis en contra del pueblo judío, marcaron las casas con la letra “D” para luego de la desocupación demoler la edificación. Hoy niños inocentes acompañados por sus padres sufren la ignominia por las acciones de un mandatario complice.

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello visiblemente emocionados, se funde en un abrazo ante la mirada de sus seguidores.

Nicolás Maduro y Diosdado Cabello visiblemente emocionados, se funde en un abrazo ante la mirada de sus seguidores.

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: