Saltar al contenido.

La mutilación genital femenina todavía se practica en Colombia

Una niña indígena colombiana de la etnia emberá cuida de su hermano en su casa en Cali .

Cali, Colombia (Miami Al Día).-La mutilación genital femenina persiste entre algunos indígenas en Colombia pese a los compromisos para erradicarla, aseguró el viernes la ONU en el marco del Día Internacional de Tolerancia Cero con esa práctica.

“El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) llama la atención sobre la necesidad de que se dediquen mayores esfuerzos para la erradicación de esta práctica en Colombia, el único país de América Latina y el Caribe donde se conoce su existencia”, informó esa oficina de la ONU en un comunicado.

Según el UNFPA, la costumbre, que consiste en cortar parte de los genitales de las niñas al nacer y que provoca, entre otras, complicaciones urinarias, ginecológicas y psicológicas posteriores, se mantiene en la comunidad emberá, uno de los 102 pueblos indígenas reconocidos por el Estado colombiano.

Los emberá habitan en el litoral Pacífico colombiano y zonas aledañas, aunque también están en Panamá y el noroeste de Ecuador. En Colombia, suman unos 250.000, distribuidos en 17 departamentos, con mayor representación en cuatro del noroeste del país: Chocó, Caldas, Risaralda y Antioquia, de acuerdo con la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

La mutilación genital femenina entre los emberá colombianos fue descubierta en 2007, después de la muerte de varias niñas por esta causa. Desde entonces, las autoridades y la ONU trabajan para abolirla.

La Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos en Colombia, celebró el viernes que tras el compromiso en 2012 de representantes emberá de Risaralda para eliminar esta práctica, no se hayan registrado en los últimos ocho meses casos de ablación o mutilación genital en esas comunidades.

Sin embargo, para la ONU, es necesario que todos los emberá adopten la misma responsabilidad. “La decisión de las comunidades emberá de Risaralda aún necesita ser incorporada en su totalidad por parteras y líderes y no es extensiva al resto de los pueblos emberá del país”, advirtió la ONU, que insistió en que el gobierno debe destinar “mayores recursos para fortalecer este compromiso”.

La Constitución colombiana brinda a las autoridades indígenas jurisdicción sobre su propio territorio, salvo si sus decisiones contravienen la Carta Magna.

En su comunicado, la Defensoría dijo que más allá de que la mutilación genital sea una práctica común en esos pueblos, “es inaceptable” en el ordenamiento jurídico colombiano, “ya que el derecho a la vida, la integridad personal, la prohibición de sufrir tratos crueles, inhumanos y degradantes y los derechos de las niñas, prima sobre el derecho cultural de estas comunidades a la autodeterminación y la imposición de sus usos y costumbres”.

Una niña indígena colombiana de la etnia emberá cuida de su hermano en su casa en Cali .

Una niña indígena colombiana de la etnia emberá cuida de su hermano en su casa en Cali .

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: