Saltar al contenido.

Argentina celebra en el mítico Obelisco de Buenos Aires una derrota con sabor a victoria. Véalo.

BsddWqrIYAAEpFI

Por Germán Carías hijo

El fútbol de Argentina tenía 24 años desaparecido de la gran final de los mundiales. Pero han regresado de la mano del mejor jugador del mundo, Lionel Messi, quien le dio la alegría a su país de brillar de nuevo. Muchas selecciones quedaron eliminadas y desearían haber disputado el último juego, el más importante, el que está reservado para los elegidos por los dioses.

Las calles se llenaron de argentinos eufóricos qué, la derrota infligida por Alemania les supo a triunfo, porque en realidad no se vio una superioridad marcada de los teutones, como pronosticaban los especialistas del balompié en los diferentes medios. Un ejemplo es el lloriqueo de los mexicanos y su “no fue penal”. ¿Qué dirían los argentinos sino se cobró el penal cometido a Higuaín por Neuer?

El pasado ya es historia. Argentina tiene un futuro lleno de éxitos y verá capitalizado su esfuerzo. Lamentablemente los europeos se impusieron en territorio americano. Lo cual es a final de cuentas lo que más duele. Pero los egoísmos latinoamericanos tienen ciegos a muchos qué, perteneciendo a Latinoamérica vitorean por un país que los aborrece.

BsdLaD3IEAIoLq2

1405034671_940439_1405034749_noticia_grande-630x300

BsddWqrIYAAEpFI

BsdcPzIIEAACSUg

 

Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: