Saltar al contenido.
Anuncios

Hugo Chávez y ahora el tracalero de Nicolás Maduro humillan sin piedad a Venezuela


Por Germán G. Carías

 

En nuestras conversaciones diarias recalcamos que Venezuela entre los años 70 y 90 era el verdadero sueño americano. Hasta que llegó Hugo Chávez y comenzó el deterioro de una sociedad, quienes viven humillados todavía porque continúa al mando el hijo predilecto, el tracalero Nicolás Maduro.

Ante una Latinoamérica rendida a las prebendas del país petrolero con las más grandes reservas de crudo en el mundo. Los venezolanos vivimos una pesadilla a la hora de conseguir productos de consumo básico. Hasta el uso del papel sanitario se ha vuelto un lujo en una tierra millonaria.

¿Pero por qué ha sucedido tal cosa?

Sencillo. El resentido social Hugo Chávez, “que Dios lo tenga en la gloria”, se dejó manipular por Fidel Castro para imponer el modelo del Socialismo del Siglo XXI, que simplemente subsiste a fuerza de realazos primero hacia Cuba su mentor y luego a otros países que se adhieren al sistema anti Estados Unidos.

Lo triste de todo esto es que acabaron con los medios de comunicación, dividieron al pueblo venezolano que en épocas anteriores solamente peleábamos por rivalidades en el béisbol, crearon poderes públicos genuflexos al modelo revolucionario con justicia a la carta, pero lo más lamentable es que humillan al ser humano en su esencia a cambio de dádivas que nunca llegan.

Venezuela se ha convertido en un receptor de parias y hampones que viven amparados por un gobierno forajido. Un país de inmensas riquezas en el cual viven apenas alrededor de 30 millones de habitantes, pero que la corrupción avasallante sólo deja que una cúpula se enriquezca, a la cual los venezolanos han llamado folclóricamente “los enchufados”.

Hugo Chávez inició el camino de la destrucción venezolana con su jerga inflamada que confundió a muchos. Nicolás Maduro se ha impuesto a la fuerza con un robo descarado de las elecciones presidenciales. El pueblo venezolano vive humillado sin productos de consumo diario y cómo vemos en esta dramática fotografía sin poder ser atendidos en centros hospitalarios como seres humanos.

Chávez ya tuvo su castigo por los atropellos a un país porque Dios castiga sin palo ni rejo. El tracalero de Nicolás Maduro también le llegará su hora porque al que actúa mal le va mal. El pueblo venezolano tendrá que ser reivindicado en su honra y encontrar un mejor camino.

1012325_10201406991237324_1383423129_n

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: