Saltar al contenido.

Mi relación con Hugo Chávez y por qué no puedo sentir tristeza sólo respeto


Por Germán G. Carías

 

Los miles que hacen fila para ver a Hugo Chávez en su féretro, no son todos los venezolanos y habemos quienes no prodigamos esa devoción por el mandatario. La pregunta es ¿por qué?, y la respuesta es sencilla, porque no fuimos tratados justamente por un régimen excluyente, que amparó al supuesto sector olvidado de Venezuela (léase los pobres), pero a los profesionales y quienes lograron amasar fortunas con su esfuerzo los trató como criminales.

La verdad sea dicha

No dudo que en los barrios de Venezuela exista gente honrada y trabajadora, pero la mayoría se dedica a delinquir convirtiendo especialmente a Caracas, en una de las ciudades más violentas del mundo. Y esos son los que conforman el chavismo venezolano, mis palabras no son desencajadas ni llenas de odio, porque luego de ser secuestrado y pasar una noche con una nueve milímetros en mi cien. Sé de lo que estoy hablando.

¿Cómo conocí a Hugo Chávez?

En los comienzos del primer mandato del presidente venezolano, específicamente el 25 de febrero de 1999, fui a cubrir el juego de exhibición entre Chávez y Sammy Sosa. El líder bolivariano ponchó una vez al jugador dominicano, y este le respondió con seis jonrones. El juego se llevó a cabo en el estadio de la Ciudad Universitaria de Caracas.

El Teniente Coronel sabia cautivar a quien estaba a su alrededor, y tenia dominio de la escena, pero cuando arengaba en contra del imperio norteamericano y los oligarcas, le causaba indignación al que lo escuchaba y pensaba diferente a él. Su trato era déspota y no permitía que se le llevara la contraria, aun así los que teníamos que escucharlo lo respetábamos.

¿Cuál es mi sentir desde el exilio?

Siento que injustamente tuve que abandonar mi país, al sentirme execrado por un régimen totalitario y abusador, que arremetió en contra de los medios de comunicación, y contra toda persona que para ellos hubiese conseguido dinero de manera fraudulenta. Aunque la boliburguesía, si se llena los bolsillos amasando grandes fortunas. Por eso puedo respetar el dolor de los familiares y de los venezolanos que sufran por la pérdida de Hugo Chávez, pero no puedo sentir tristeza cuando me siento humillado por el Socialismo del Siglo XXI.

 gty_hugo_chavez_ll_110929_wblog

Anuncios
Todavía no hay comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: