Saltar al contenido.

Paquetazo de la cúpula chavista con la devaluación del bolívar de 4,30 a 6,30

photo_1360365745322-8-0

AFP.- El gobierno venezolano anunció este viernes una devaluación del bolívar de 4,30 a 6,30 por dólar, equivalente a un 31,75% de pérdida de valor de la moneda venezolana en referencia a la divisa estadounidense, una medida que permitirá entre otras cosas reducir el déficit fiscal.

“Se tomó la decisión de pasarlo a 6,30, de 4,30 a 6,30″, anunció en rueda de prensa el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani.

El ministro detalló que la medida, que entrará en vigencia el próximo miércoles, fue ordenada por el presidente Hugo Chávez, hospitalizado en Cuba desde diciembre, para “minimizar gastos y maximizar resultados”.

La devaluación de la moneda venezolana era esperada desde fines del año pasado por analistas y empresarios, especialmente para reducir el déficit fiscal y aliviar las presiones sobre el mercado cambiario, pese a los frecuentes desmentidos del Gobierno, que había fijado en 4,30 el tipo de cambio del presupuesto 2013.

Según estimaciones de consultoras privadas, el déficit fiscal se situó en 2012 en casi el 10% del PIB.

El gobierno mantenía esa tasa de cambio oficial de 4,3 desde enero de 2010, al tiempo que existía otro tipo de cambio a 2,6 por dólar para importaciones prioritarias. En enero de 2011, el Ejecutivo unificó la cota en 4,3 por dólar.

Giordani añadió que las solicitudes de divisas a las autoridades realizadas antes del 15 de enero, especialmente en sectores prioritarios, se mantendrán al cambio de 4,30 bolívares por dólar.

El gobierno de Hugo Chávez estableció un control de cambios que rige desde 2003 y controla la asignación de divisas en un intento por frenar la fuga de capitales.

Además, Giordani informó de la creación del Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario, que estará integrado por el Banco Central de Venezuela, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Minería y Petróleo, principal receptor de divisas de este país con las mayores reservas mundiales de crudo.

Las atribuciones de este órgano serán fijar las prioridades de asignaciones de divisas y fue creado, entre otras cosas, para bajar la inflación y equilibrar los flujos disponibles de divisas a las necesidades presupuestarias, explicó.

“En estos momentos tenemos un brote inflacionario y especulativo y es donde uno tiene que actuar”, dijo Giordani, que añadió que las nuevas medidas cambiarias también buscan “estimular las exportaciones no tradicionales del sector privado”.

El presidente del BCV, Nelson Merentes, también presente en la rueda de prensa, anunció a su vez “la eliminación del Sitme”, un sistema que permitía un tipo de cambio secundario fijado en 5,3 bolívares por dólar y que era usado por muchos sectores económicos.

Minutos antes, el vicepresidente Nicolás Maduro, que visitó esta semana a Chávez en La Habana, informó que el presidente está preocupado por la economía del país y pidió “un gran esfuerzo” para mantener el ritmo de crecimiento económico.

El opositor Henrique Capriles, derrotado por Chávez en las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre, protestó contra la medida a través de su cuenta en twitter.

“¡El petróleo $106 y meten una devaluación! ¡Se gastaron la plata en campaña, corrupción, regalos en el exterior! ¡Gobierno mentiroso!”, exclamó.

Venezuela cerró el año 2012 con un crecimiento de 5,5% y una inflación de 20,1%, más de siete puntos porcentuales por debajo del año anterior y ajustándose a las previsiones del gobierno, aunque se mantiene como la más alta de América Latina según datos oficiales.

“Esto va a tener un impacto inflacionario bien importante. Si el gobierno toma la devaluación de forma aislada para combatir el déficit fiscal sin apoyar al sector privado del país, van a ser medidas que no van a resolver los problemas de fondo en Venezuela”, reaccionó el economista Jesús Casique, profesor en la filial de la Preston University de Venezuela, en declaraciones a la AFP.

“Esta medida debería venir acompañada de otras, como otorgar las divisas al sector privado, eliminar el tema de las expropiaciones y confiscaciones, otorgarle al sector privado beneficios arancelarios para formentar las exportaciones no petroleras y flexibilizar el control de cambio”, dijo Casique.

Este es el quinto ajuste cambiario adelantado por Venezuela en diez años de férreo control sobre el mercado de divisas, que entró inicialmente en vigencia el 5 de febrero de 2003, tras un paro petrolero que afectó la economía del país y para evitar la fuga de capitales.

“Recibimos mal la noticia, justo estábamos haciendo cuentas porque en un mes vamos a viajar a España y ahora el dinero no nos va a alcanzar”, dijo a la AFP Jorge Martínez, un comerciante que caminaba con su esposa frente a la sede del BCV.

El gobierno venezolano anunció este viernes una devaluación del bolívar de 4,30 a 6,30 por dólar, equivalente a un 31,75% de pérdida de valor de la moneda venezolana en referencia a la divisa estadounidense, una medida que permitirá entre otras cosas reducir el déficit fiscal.

photo_1360365745322-8-0

Acerca de estos anuncios
Todavía no hay comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.708 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: